Hace más de 4000 años: el yogurt

Se presume que el yogurt se originó hace más de 4000 años, en la actual Turquía, ubicada en Medio Oriente. La palabra Yogur, viene del turco yoğurt (yoghhurt) que proviene de yoğurmak que significa amasar, puesto que se amasaba el producto semisólido durante la elaboración. Por otro lado, también se asocia a Asia Central y a la antigua Tracia (actual Bulgaria) y península Balcánica al menos desde el año 4500 a. C. Se cree que es anterior a la agricultura, ya que era un alimento básico de los pueblos nómadas ganaderos, puesto que era fácil de transportar, se conservaba por más tiempo que la leche debido a su acidez y era una buena fuente de energía.

La teoría más extendida sugiere que se originó producto de la fermentación espontánea de la leche que era transportada en sacos de piel de animal. Fermentación que ocurre debido al calor y a la presencia de bacterias acidificadoras en los sacos. Debido a su fácil replicación facilitó su consumo, ya que bastaba con rellenar los sacos que contenían residuos anteriores con leche y esperar. La costumbre doméstica turca -aún vigente- consiste en hervir leche, agregar un inóculo de yogurt y dejarla enfriar a temperatura ambiente.  

Ya en el antiguo testamento se menciona el yogurt y la longevidad de Abraham es acreditada a la leches fermentadas brindadas por ángeles. Plinio el viejo (latino escritor, naturista, militar, entre otros, del siglo I) lo denominó alimento divino y milagroso. Galeno (siglo II) destacó sus beneficios para la salud estomacal. Se le asocian propiedades saludables, como calmante y regulador intestinal.

Se popularizó mundialmente en el siglo XX, gracias al bacteriólogo ruso Méchnikov, ganador del premio nobel en 1908. Quien descubrió los efectos positivos de una leche fermentada, conocida como Yahourth, en campesinos de los Balcanes. Luego, demostró los beneficios de las bacterias del yogurt al disminuir la diarrea en lactantes y descubrió la presencia de vitaminas B en éste. Lo describió como un agente antienvejecimiento, brindando una muy buena imagen y popularidad al producto lácteo.

En 1917, Isaac Carasso comenzó a producir yogurt de manera industrial en Barcelona, el cual se vendía en farmacias. En 1942, Daniel Carasso viaja a Estados Unidos e instala en Nueva York la primera industria americana fabricante de yogurt. En los años 50 se comienza a vender en lecherías y luego en tiendas de alimentos, volviéndose altamente popular y hasta el día de hoy está presente en la mayoría de los hogares.

Ahora que ya sabes más de la historia del yogurt, elige tu Yogurt Artisan favorito ¡Artisan, pasión por los alimentos!

Bibliografía